09 abril 2017

11 años


04 abril 2017

35 Salón del Cómic

Podría repetir lo de cada año, palabra por palabra. En parte lo haré, no queda otra. La otra parte, la de la crónica en sí está en 13 millones de naves, donde voy escribiendo alguna cosilla. Aquí toca la contracrónica. La rajada. Bueno o no tanto.

Me pasé dos días por el salón, un rato el jueves por la tarde, en plan para ver las cosas con calma. Y el sábado todo el día en plan familia. Lo primero el plan familia sigue siendo un lujo, el precio de las entradas multiplicado por N personas le quita mucha gracia al asunto, además en un recinto donde entras a gastar quieras o no.  Un plan familiar no? Obviamente no, es la base del negocio.

Mucho espacio, para no estar agobiado ni cuando han cerrado las taquillas por no poder más gente, controles en las puertas y tal. Todo muy estricto, cosas de seguridad en estados de alarma y esas cosas. Mucho espacio para más expositores, pero se siguen notando las ausencias, muchas de las editoriales más pequeñas dedicadas a la novela gráfica, cómic independiente y de autor, los tebeos de vanguardia, todo eso no tiene espacio y no existe en el Salón del Cómic. A ellos no les interesa ir, a Ficomic se la trae como poco al pairo. No es su target, y ya están separadas las cosas de hace tiempo. EN la zona de expositores, pero también en la de las exposiciones. Seguimos con los Superhéroes, con Lucky Luke, con Milton Caniff y Will Eisner. Y el TBO, que vale cumple 100 años y es más que necesario reivindicarlo. Pero el resto, por muy espectaculares que sean es quedarse en lo más viejuno del cómic, y han pasado muchas cosas, pasan cosas desde hace 10 años que parece no entren en el Salón. Pues nada, ya sabemos a que vamos, a disfrutar de solo una parte de la fiesta, Pero también es verdad que yo voy cada vez más desencantado, por que mis vicios y gustos han evolucionado como lo ha hecho el medio. Y hay cosas que bueno, ya no me importan ni un rábano.

Pero bueno ellos llevan aviones y se les llena de gente, así que en lo que es su negocio no deben estar equivocados. Las expos al menos este año todas juntas en una zona para ellas solas y con una disposición espacial que las hace menos inhumanas. En eso ha mejorado, quedan lejos de los otros pabellones, pero mejor así.

Ahora el expulsar a los fanzines de la zona comercial, eso si que es una putada, para los fanzineros que es la base, la cantera de los tebeos. Y para los que busquen algo nuevo. En fin, un fanzinero de pasillo como Cels ahora tiene su propia expo, pero a los fanzines siguen tratándolos como a apestados. Y eso que editores de editoriales no pequeñas te decían que ellos lo veían mal, que mejor los fanzines en al zona comercial, que dan vidilla, que se les echaba en falta y que hay que cuidarles desde abajo.

Los premios, joder, si no fuese porque los que los ganan tienen méritos de sobra para ellos, el cachondeo es grande. Este año repartidos entre 3 grandes clásicas, Panini, Norma y Planeta. Hay para todos. La obra extranjera para un dibujante español. La nacional para un tebeo editado en Francia. Y la revelación para un autor con experiencia francesa. Alguien sabe que dicen las reglas de los premios? Y eso sin entrar en el tema de igualdad de géneros, que es de más sonrojo como poco. Por mucha mesa redonda que pongan, y contra programen con otra, y reivindiquen durante la entrega de los premios, poco parece vayan a cambiar las cosas. Y mira que no es tan complicado hacerlo mejor, simplemente con un poco más de transparencia a lo mejor...

Las novedades, pues bueno hay cosas interesantes, todavía no las he pillado, no me sale a cuenta hacerlo en el Saló. Si pillas algún autor que lo firme puede, pero parece que ya no hay tanta novedad reservada para el saló, así que o ya las tengo o no está el autor, o no me interesan. Así que un poco desencantado en ese aspecto, no hay tanto que pillar y diría que me traje más cosas del GRAF que del Salón. Y es que este año mucho autor, de siempre, los de siempre, y poco peso pesado o de interés para mis gustos. Pero claro es que mis gustos cada vez son menos del mainstream de la vieja industria que sigue siendo el eje del Salón. Nos hacemos viejos, será eso.

Vale la pena ir al Salón. Pues cada vez lo tengo menos claro. Pero acabo diciendo que sí, por encontrar y reencontrar gente que solo ves en esas ocasiones. Por aprovechar a verse con los amigos y hablar de tebeos y tal. Por ver los autores, y las pocas opciones de expos de tebeos que hay, pues se aprovecha. Veremos cuanto dura la balance en favor del sí, pero si ya llevamos más de 20 años yendo...

Pues eso, como siempre, lo de siempre.


 Las paraditas, todo preparadas para asaltar lectores.

Uno de los aviones de la expo de aviones, que también podrían haber sido escarolas, que también salen en los tebeos. Pero un avión mola más que una escarola.

La expo de Gaudí, de las más bonitas.

Un Eisner a color y con curvas.

Kim Jung Gi dibujando así de cabeza, y dejando a todos alucinando.

La del autor revelación Javi de Castro. Muy fan.

Cosas preciosas en la expo del TBO. Más reconocimiento fuera merecía.

Uno de los favoritos de mi padre de siempre.

Enamorado quedé de este panel de Cesc.

La pared de Trump. Chistes así como desordenados.

Los reyes del Saló los autores. aquí Javi Rey, autor revelación, firmando.

José Pablo García. Un superventas adaptando a Preston.

Pablo Ríos de charleta.

El sábado mucha más gente. Los tebeos sobreviven a pesar de todo.

30 marzo 2017

Los últimos días de Nueva París

Los últimos días de Nueva París de China Miéville, novela corta del autor inglés del que somos bastante fan. En está ocasión en el género de la ucrania, o algo parecido, en particular ucronía con nazis, segunda guerra mundial en universo alternativo, y lo que ya debe ser un subgénero en si mismo, nazis y demonios mezclados. Pero Miéville lo lleva todo a su terreno y siempre le da un nuevo giro a los géneros, en esta ocasión los monstruos que aparecen en París son manifestaciones solidas de las obras de los surrealistas de la época, escenarios oníricos llenos de extraños objetos, seres surgidos de las pinturas surrealistas como una mujer bicicleta, o monstruos que derivan de los cadáveres exquisitos realizados por Breton y compañía. Los surrealistas son una guerrilla en defensa de ese nuevo París, la guerra se ha enquistado, los nazis intentan manifestar sus propios monstruos de una arte no degenerado, y el resto de potencias envían espías a una ciudad sellada. Pero es que además el texto esta escrito como homenaje a los surrealistas siguiendo el tipo de escritura que derivo de esa corriente, con lo que todo queda en un terreno muy onírico, y Miéville no es que sea de los sencillos de leer, siempre exigente con sus lectores. Como debe ser, un buen libro del fantástico que podría llegar a un público mayor.

29 marzo 2017

Pep Gardiola. La Metamorfosi

Pep Guardiola. La metamorfosi de Martí Perarnau, segundo libro que hace sobre la trayectoria después de entrenar al Barça de Guardiola, en este caso relatando los últimos dos años en el Bayern de Munich y los inicios en el Manchester City. En esta ocasión más que centrarse en la metodología y el día a día que ya relató en Herr Pep se centra en la filosofía y sobretodo los cambios que ha introducido a los esquemas, los cambios que en la visión de su fútbol y en organizar un equipo ha ido adquiriendo tras su estancia en Alemania. Vuelve a ser un buen libro, entretenido por los muchos entresijos e interioridades del vestuario y del fútbol que cuenta y que pocas veces se tiene oportunidad de leer en la prensa. Y por que la filosofía de trabajo y de ver el fútbol de Guardiola, heredero aventajado de Cruyff, es única, obsesiva, metódica, y de la que se pueden sacar muchas cosas. Aí quizás una de las partes flojas del libro, cuando roza el convertirse en un libro de autoayuda y hay que recordar que Perarnau más que un fan es prácticamente un groupie de Guardiola, incluso cuando relata sus defectos son como aquellos que se cuentan en una entrevista de trabajo. Pero se le perdona sin problemas, a los guardiolistas ya está bien, y la cantidad de información y de detalles lo compensan de sobra. Desde luego el trabajo de Pep en el Bayern es excepcional, de los que dejan huella, y seguro es uno de esos entrenadores que marcarán una época. Que aprenda más y vuelva al Barça, ojalá.

06 marzo 2017

GRAF Barcelona 2017

Así estaba la cosa cuando estaba tranquila.

Juan Berrio


La gente de Gürtel

Alberto 'El tío Berni' haciendo negocios

Álvaro Ortiz donde tocase

Peter Jojaio

Pablo Taladro, uno de los lectores de cómics

La España Futurista de Paco Alcázar

Los Golden Globos de Ilu Station

Otro año que repite el GRAF en la Fabra i Coats, otro año que cae por marzo, y que bien sienta este evento al cuerpo así como para ir cerrando el invierno y dar la bienvenida a la primavera con una fiesta de luz y amor. Ahora mismo, y tras 5 ediciones ya en la ciudad condal, el GRAF es si no el mejor evento comiquero que hay seguro el que más disfruto. Esto es así gracias a la filosofía del festival, todo muy horizontal y abierto, lo que crea una proximidad entre visitantes y expositores, lectores y creadores que es del todo impagable. Cuanta además con un tamaño ideal, lejos de los cien mil visitantes, lo que lo hace tener una escala mucho más humana, más familiar. Y un equipo organizador que se complementan perfectamente y que están a todo para que todo funcione como un reloj. Con todo esto se consigue un ambiente relajado pero lleno de energía creativa, cada año se ven muchas cosas nuevas, hay mucha renovación, y sin embargo te sientes de nuevo en casa y como si fuese lo de siempre.

Muchas paraditas con material curioso, donde están las editoriales de novela gráfica referentes junto a los fanzineros más jóvenes, escoger y seleccionar el material sin mermar la economía es tarea difícil, pero se hace más fácil porque siempre tienes con quién charlar un rato y comentar la jugada, lo que hace pasar el tiempo todavía más rápido si cabe, y con tanto encuentro y tal incluso se hace difícil aparecer por la sala de actos. Pero impagable pasear por las paradas con Manel, abrazarse a Pablo, charlar con Alberto, robarle unos dibujos a Álvaro o a Juan, poner caras a as gentes de tuiter y que te pongan cara, saludar a tantos y como no quedar con los de siempre. Consiguen que no te sientas un simple consumidor, si no que te hacen parte de ello.

Y este año he podido estar más rato el sábado, así que hemos podido ver la lectura de cómics, interpretados por sus autores, una performance genial, y el concierto presentación de Klari Moreno, y el de música de ritmo contundente de Paco Alcázar  en su versión de España Futurista, que destila su particular humor en forma de conversaciones y vídeos bizarros como estribillos de sus ritmos. Y una nueva edición de los Golden globos de los Ilu Station, o como hacer una entrega de premios divertida, y no larga, jugando con la complicidad de los autores y editores para pasarlo bien.

Nos lo pasamos bien, como siempre, en un festival que ya ha demostrado que funciona perfectamente. Y no comentaremos el arroz, o que nos gustaría tener más lugares para entretener a las fieras y poder estar más en los tebeos, cosas que seguro irán retocando en futuras ediciones en las que seguro irán creciendo.

02 marzo 2017

Confessions d'un culer defectuós


Confessions d'un culer defectuós de Sergi Pàmies es un pequeño libro de memorias del autor en torno al Barça, desde el punto de vista muy personal y privilegiado que tiene Pàmies, escritor y periodista que ha hecho mucha crónica deportiva y por tanto ha estado muy cerca de los círculos de poder del club, en cierto modo da el punto de vista de una parte de lo que se conoce como el entorno. El pone cierta distancia, y habrá ciertas tics comunes a la mayoría de culers, como otros que son totalmente personales de Pàmies, que al fin y al cabo cada cual llega a sus fanatismos por sus propias y personales circunstancias. Pero como persona cercana al entorno es interesante ver como aprecian ciertas características de los culers, como defender el silencio del camp, criticar un poco a las directivas y tomar posición entre cruyffistas o nuñistas, la dicotomía básica de todo culer. En este caso del bando de los cruyffistas, del que se encargo de escribir un libro, y cuyas anécdotas siempre valen su peso en oro. A la fin un librito simpático, con alguna reflexión interesante, cierta guasa en torno a las filias futbolísticas que siempre deben ser relativizadas y con la guinda cruyffista.

09 febrero 2017

Ejército Nuevo Modelo

Resultado de imagen de ejercito nuevo modelo
Ejército Nuevo Modelo de Adam Roberts cuenta la historia de un futuro cercano, donde nace una alternativa a los ejércitos tradicionales, unos nuevos ejércitos con un modelo de organización totalmente horizontal en que todas las decisiones se toman mediante votación democrática de todos los integrantes, se ha abolido la jerarquía y los uniformes, una especie de ejércitos de guerrilla mercenarios que venden sus servicios a quién lo necesite, en el libro el caso de una Escocia en busca de la independencia. Luego el libro va siguiendo las peripecias bélicas de ese ejército por la campiña inglesa, siguiendo a uno de sus miembros, en un rollo de literatura bélica, que no ha acabado de atraparme en ningún momento. Escrita en 2009 hay que decir que se adelantó a lo que podrían ser las estructuras desjerarquizadas de movilización en red, un poco lo que fueron las protestas del 15M y las primaveras, e incluso el ejército se podría decir es una buena aproximación al funcionamiento de Anonymous. Y ese acierto en la predicción puede ser lo que le pese a la novela, la propuesta ya no es tan novedosa, la realidad no supera a la ficción, pero si la ha dejado atrás. Y aunque tiene un final más metafísico y un trasfondo filosófico sobre las revoluciones, la resistencia, o el capitalismo, no atrapa ni despierta mucho interés, puede por que es difícil empatizar con un tema militar que además intenta ser despersonalizado en favor de un ente grupal mayor. Curiosa, se deja leer, y poco más que añadir, nos ha dejado un poco fríos.

19 enero 2017

Auge y caída de una historieta

Auge y caída de una historieta de Pablo Vicente, es un pequeño libro que repasa la historia de la editorial Bruguera, dando enfásis sobretodo a los aspectos más económicos y políticos de la editorial, que durante muchos años fue sinónimo de la industria del cómic en este país. El centro del libro son los tebeos, que era el producto estrella de la editorial, y quienes los hacían, y como en algunos aspectos estaba socialmente más avanzada que otras empresas de la época, con cierta conciencia social, que en otros aspectos eran más que ausentes. Signo de los tiempos y de 40 años de dictadura franquista que lo marcan y condicionan todo en este país, y la industria editorial no iba a ser menos, sobretodo en cuanto al control de medios propagandísticos son dadas las dictaduras. 40 años de dictadura se pagan y se siguen pagando y son causa de muchas de las deficientes cualidades de nuestro mercado. Lectura muy interesante y bien documentada que surge del blog de Pablo Vicente, un buen complemento para conocer más detalles de como se crearon y destruyeron los héroes de papel de varias generaciones.

13 enero 2017

Songokumanía

Songokumanía, el big bang del manga de Oriol Estrada, un libro basado en un documental anterior del mismo autor y que explora la llegada de Bola de Drac y el fenómeno que causo, tanto como serie de dibujos animados como en cómic. Lo hace de forma distendida, muy cercana a la memoria oral del tema, buscando protagonistas, que al fin y al cabo forman parte de una generación, y que forman un circulo de aficionados y profesionales que son conocidos y se conocen perfectamente entre ellos. Pero recoge perfectamente ese pedazo de historia sobre cultura popular, que es más que interesante conservar. También hay que reconocer que hay ahí mucho de nostalgia en vena. Y es que es una historia que podríamos decir ya hemos vivido en primera persona, y eso te hace sentir viejo. Pero ciertamente hemos comprado y tenemos fotocopias de Bola de Drac, y la serie blanca, y la roja, y grabábamos en video la serie para no perder nada de la historia, y cuando apareció en sustitución de Dr. Slump fuimos un poco reacios, pero en tres días nos engancho el nuevo trabajo de Toriyama. En fin que está bien recordar como el fenómeno del Goku ayudó a abrir la puerta al manga. Teniendo en cuenta que Akira también tiene mucho que ver en eso de la invasión de Oriente, que llegó un poco antes y también fue un fenómeno, a otra escala y en otros ambientes, pero con una influencia en creadores más que notable. Justo que también se lo mencione en el libro. En fin, crónica de cultura popular compartida, trocitos de lo que somos.